Marruecos Geografía

Marruecos se encuentra situado en elnoroeste del continente africano, bordeando el Océano Atlántico alOeste, el Mar Mediterráneo al norte, Algeria al este y Mauritania alsur. En el sur, Marruecos ha ocupado Sáhara Occidental, teniendo elcontrol sobre esta zona a la que considera una más de sus provincias,aunque los saharauis se consideran un país independiente con su propiogobierno.

El centro geográfico del país seencuentra atravesado por la cordillera Atlas, que se extiende hasta lasfértiles plantaciones y las playas de la costa Atlántica. La cordilleracentral se extiende hasta el sur del país, llegando a elevarse hastalos 3.000 metros y se encuentra cubierta de pinos, robles y cedros,además de tierras de pastura y pequeños lagos. Las montañas Rif bordeanla costa norte.

Montes Atlas
Desde Marrakech,las montañas del Atlas, con su imponente masa y sus crestas nevadas,parecen un decorado irreal. Sin embargo, basta recorrer 20 km. parainiciar excursiones inolvidables y la grandeza de los paisajes, siemprenuevos, del Atlas. Saliendo por el sudeste de Marrakech se atraviesanacogedores pueblecitos bereberes: Aghmat, Dar Caïd Ouriki. Luego sigueuna carretera flanqueada por jardines escalonados en terrazas, a lolargo del “oued” de Ourika, hasta Arhbalou, el mejor sitio para elegirlo que se quiere ver entre tanta variedad.
Quizás girar a laderecha hacia el Oukaimeden (2.600 metros de altura), la célebreestación de deportes de invierno, a tan sólo 74 kilómetros deMarrakech. O bien, admirar Setti Fatma y sus centenarios nogales, ybañarse en las aguas revitalizantes de sus siete cascadas. O seguirhasta Annameure, pueblo de la tribu de los Aït Oucheg, para alquilarallí unos mulos y trepar hasta Djebel Yagour, santuario de laprehistoria marroquí que se enorgullece de sus 2.000 pinturasruprestes.
Hacia el sur, a 47 kms. de Marrakech, por lacarretera de Taroudannt, en el típico pueblecito de Asni se practica eltrueque de mercancías los sábados, día del zoco. Siguiendo haciaOuirgane, los paisajes nos recuerdan a los cañones norteamericanos.Impresionantes gargantas nos conducen hasta Imlil, pintoresca aldea demontaña. Desde aquí salen las excursiones hacia el Parque Nacional delToubkal: a la cumbre (4.165 m), punto culminante de toda el África delNorte, o a 3.800 m, donde se extiende la meseta de Tazaghaght, undesierto de piedras tan alto que desde él se dominan las nubes.

Aleste de Marrakech se encuentran las cascadas de Ouzoud, donde el aguacae desde más de 100 m de altura. El “oued” Méhasseur, sobre el quepasa el puente natural de Imi-n-Ifri, “puerta del precipicio” enbereber, que cae en cascadas entre enormes rocas, para terminar en ellago de la presa del Aït-Aadel, en un paisaje de colinas rojasdescarnadas.

La Ruta de las Casbash
Loscircuitos que, con unas u otras variaciones recorren el gran sur deMarruecos, se encuentran entre los preferidos por los viajeros amantesde lo auténtico y lo ancestral. Ante sus ojos, Marruecos despliegaríos, oasis, casbash…
Ouarzazate
Punto de partida paraexcursiones por los valles del Draa, del Dades y del Sous y haciaZagora, Erfoud y Tineghir. Ouarzazate es también un importante centroturístico y artesanal. Son célebres sus cerámicas y alfombras,principalmente las llamadas “ouzguita”. Hay que destacar también laCasbash de Taourirt.
Zagora
Llamada “la puerta del desierto”,es etapa obligada para adentrarse en el profundo sur. Sus alrededoresofrecen un atractivo muestrario de paisajes con palmeras, camposcultivados y ruinas de antiguas fortalezas.
Tineghir
Laciudad ocupa el lugar de un antiguo puesto militar, construído enterrazas. Un palmeral cubre sus pies y las alturas están dominadas poruna imponente Casbash. Desde Tineghir pueden visitarse lasimpresionantes Gargantas del Todra y las del Dades. En la región seencuentra Imilchil, particularmente interesante por la celebración delMoussem de las Novias, en el mes de septiembre.
Erfoud
Construídaen uno de los oasis más importantes de Marruecos, cada año – en el mesde octubre – celebra las fiestas de los dátiles. En sus cercanías,Rissani guarda importantes monumentos históricos y las ruinas deSijilmassa, legendaria ciudad medieval que controlaba la principal rutatransahariana.
Bosques
La región de Fez revelaun Marruecos desconocido: lagos de aguas claras, bosques de un verdeprofundo, montañas imponentes del Medio Atlas… Sólo hay que recorrerunos pocos kilómetros para pasar del rumor de la ciudad al silencio delos grandes espacios naturales. Un buen ejemplo es el inmenso bosque decedros centenarios del Atlas, donde viven las últimas panteras moteadasy donde los monos se dedican a sus acrobacias. Todas las estaciones delaño tienen su color y vibración: blancura inmensa en invierno, verdetierno en primavera, alba azulada o crepúsculo llameante.
EnSefrou, desde la Koubba de Sidi Ali bou Serghine, se abarca toda lallanura, amplia y verde. Fuentes, ríos y cascadas nos llevan hasta elreino de las aguas vivas.
En la región de Taza se puedenencontrar bosques de alcornoques, cedros, helechos de gran altura,fuentes, cascadas y lagos: el djebel Tazzeka fue declarado ParqueNacional. La ascensión hasta su cumbre (1980 m de altura) es ampiamenterecompensada por una vista sensacional sobre los montes del Tazzeka,cubiertos de bosques, y las crestas nevadas del Medio Atlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X